Ir al contenido principal

PORTUGAL QUERIDO

por Mario Dos Santos Lopes
Ediciones Culturales El Orden

Crecí escuchando historias de inmigrantes. Mi infancia fue signada por relatos de barcos y de lejanías, por lágrimas y añoranzas. Y además, descubrí muy pequeña el idioma portugués. Mi padre, hijo de gallegos, lo amaba. Los viernes escuchaba una audición radial, tarde en la noche, en la que pasaban temas de Erasmo Carlos, en especial uno que comenzaba con el sonido de un auto de carrera. Me parece escucharlo mientras escribo estas líneas. Muchos años pasaron, mi padre ya no está físicamente, y el recuerdo acude presto.
Al leer esta obra de Mario Dos Santos Lopes, siento que son los míos los que hablan - españoles, italianos, escoceses, judíos - y llego en cada relato al alma de quien lo brindó para contribuir a formar un friso en el que se destacan hombres y mujeres heroicos en su anonimato, niños pequeños obligados a hacerse fuertes desde la nada.
Con la elocuencia que da lo vivido en carne propia, esta obra habla de dolores y desarraigos, de guerra y dictadura, y de una nueva tierra en la que se pudo lograr lo más ansiado: la paz. Y habla de mujeres llegadas aquí para encontrarse con un marido que muchas veces no conocían, de hombres que nunca pudieron traer a su familia, de reencuentros después de veinte o treinta años de separación.
Se refiere asimismo a los emigrantes famosos, a las personalidades argentinas que tienen raíces portuguesas, a los portugueses en otras latitudes, aportando datos curiosos y pintorescos.
Es enorme el trabajo que hizo Mario - periodista de vasta trayectoria -, inspirado por su hermano Víctor y secundado por la eficiente hermana de ambos, Andrea Lopes, además de los hacedores de esa portada sencilla y decidora.
Para conocer sobre esa inmigración en nuestro país, para verla en acción en el marco de su cultura y en relación con muchas otras comunidades, es que se debe leer Portugal Querido, un volumen insoslayable, creado con amor y respeto, con generosidad y lucidez. La obra de todos, capaz de hacer pensar, reír y soñar, 
coordinada por un lusodescendiente genuinamente comprometido.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA LEYENDA DE LA VICUÑA

por Jorge Accame y Marta Prada. Ilustraciones: Oscar Rojas. Plastilina: Luciana Fernández. Buenos Aires, Sudamericana, 2003. 32 páginas.
Jorge Accame nació en Buenos Aires en 1956 y vive en San Salvador de Jujuy desde 1982. Ha publicado, entre otras obras, Diario de un explorador, El jaguar, ¿Quién pidió un vaso de agua?, El dueño de los animales y Cumbia. En 1997 obtuvo una beca de la Fundación Antorchas y participó del Programa Internacional de Escritores de la Universidad de Iowa, EE.UU. En 1998 estrenó Venecia en el Teatro del Pueblo, en Buenos Aires, con la dirección de Helena Tritek. Por Cartas de amor obtuvo el 3° Premio Nacional de Literatura Infantil 1999. Marta Prada, coautora de todos los libros de esta colección, nació en Mar del Plata, provincia de Buenos Aires. Es periodista y profesora en Letras. Fue subdirectora de la revista Billiken hasta el año 2001. Como tal ha recibido los premios Pléyade, Pregonero y Lobo de Mar (Municipalidad de Gral. Pueyrredón). Oscar Rojas nació…

Diploma de Honor y Medalla de Oro

para un cuento de VOLVER A GALICIA
Jurado: José María Castiñeira de Dios, María Esther Vázquez, José Luis Vidaller Nieto
Concurso Literario convocado por la Federación de Sociedades Españolas y la Asociación Patriótica y Cultural Española de Argentina


Dr. José María Vila Alen (Presidente Centro Galicia), Alberto Ianuzzo (Presidente Com. de Cultura Centro Galicia), Pedro Bello Díaz (Presidente FEDESPA), Manuel Cordeiro Monteagudo, Manuel Padorno (Presidente Asociación Patriótica)

Chocolate Patrio en la Asociación Calabresa

Con un exquisito chocolate y la actuación de reconocidos artistas, la Asociacion Calabresa que preside el Cav. Antonio Ferraiuolo festejó el Día de la Independencia Argentina
Luego de que la Subsecretaria de la Mujer Prof. María Teresa Straface y la Vicepresidente Segunda Sra. Alicia Martino dieron la bienvenida a los comensales, se iniciaron las actividades con la proyección de un video alusivo.

Para homenajear a las dos patrias, María D'Alessandro leyó varios poemas. Uno se destacó en especial: el que habla de las sensaciones de su madre en la nueva tierra, a la que emigró con tres  pequeñas. La abruzzesa dedicó este texto a su hermana Italia, quien la escuchaba muy emocionada.

Llegó la hora del tango y la milonga, de la mano de Rosa, integrante de la subsecretaría, y Angel, eximios bailarines que engalanan cada encuentro.

También cantó tango Dora de la Fuente, pero en ritmo de bolero, y un tema de Iva Zanicchi, y Nessun Dorma. Qué voz, qué sencillez en su enorme talento...


Muy …