miércoles, 14 de marzo de 2012

DE REVELACIONES Y DE UN LIBRO SELLADO

por Enrique Novick. Buenos Aires, Acervo Cultural, 2011. 108 pp. (Poesía)

Muchos años pasaron desde que me emocionó por primera vez la "Balada para un padre ausente". La leí en el diario La Prensa. Así conocí yo la poesía de este hombre de una cultura vastísima, hondamente comprometido con su tiempo y sus raíces, que mira hacia adelante, pero no olvida de dónde viene. Hoy, me honra invitándome a integrar la mesa en la presentación de este libro, dentro de unos días, en Hebraica.
El autor es poeta, cuentista, dramaturgo y ensayista. Obtuvo uno de los primeros premios en un Certamen Teatral, organizado por la Red Nacional de Radiodifusión conjuntamente con Radio Nacional. Uno de sus cuentos fue distinguido por Radio Nacional y posteriormente leído en un Congreso por la paz organizado por la UNESCO, que tuvo lugar en Tokio, Japón. Estrenó ocho piezas teatrales, y repuso dos, por Radio Nacional y en el Centro Cultural General San Martín, Recoleta, El Vitral y Sociedad Hebraica Argentina. Una de ellas con el auspicio de la Secretaria de Cultura de la Nación. Es colaborador del diario La Prensa y del semanario Mundo lsraelita, ambos porteños, del Semanario Hebreo de Montevideo y la revista digital Letras-Uruguay, del semanario Aurora de Tel Aviv, Israel, de la revista Maguen.Escudo que editan la Asociación Israelita de Venezuela y el Centro de Estudios Sefaradíes de Caracas, y de la revista Sambatión, que edita la Academia Iberoamericana de Poesía (AIP) en Jerusalem. Incluido el presente, ha publicado diez libros.
En este poemario, prologado por Albino Diéguez Videla, Director del Suplemento "Cultura" del diario La Prensa, tiene un papel preponderante la literatura. Dante, Shakespeare, Stevenson, Novalis, Dürrenmatt y muchos otros escritores brindan al poeta punto de partida para disquisiciones que bien podrían haber tomado forma de ensayos, sin embargo, él ha preferido mostrarlas así: medulosas, sucintas, descarnadas... No se agota en los temas literarios su caudal expresivo; también se refiere a hechos de la vida cotidiana, algunos de ellos atroces, y reflexiona acerca del destino que nos espera. 
"Todo poema se genera por un impulso primario el cual no tiene nada que ver con la razón. Sus palabras se agolpan en la cabeza del poeta, lo acosan, se resisten a sufrir una selección lógica", afirma. Lo acosan las palabras y lo acosa también lo que medita, lo que ama y lo que teme.
En un mundo tan ajeno, tan agobiado por males de diversa índole, Novick bebe en las más prístinas fuentes, mostrando belleza al tiempo que alerta al ser humano, protagonista fundamental de estas páginas.
Como en todos los libros Acervo Cultural, la edición es muy cuidada, y la portada, sobria y elegante, invita a leer textos valiosos de un argentino que nos enorgullece.


Otilia Da Veiga, Sra. de Novick, María González Rouco

Sra. de Novick y amigas

María González Rouco, Antonio Requeni, Ignacio Giancaspro 

Enrique Novick, Rabino Abraham Skorka, Ricardo Feierstein, Gerardo Mazur

G. Mazur, Rabino A. Skorka, M. González Rouco, E. Novick, R. Feierstein

Ricardo Feierstein, Licia López de Casenave

Rabino A. Skorka, Enrique Novick

Enrique Novick, Otilia Da Veiga