martes, 2 de octubre de 2007

Literatura infantil y juvenil

  1. Alemania
  2. Brasil
  3. Cuba
  4. Dinamarca
  5. España
  6. Estados Unidos
  7. Holanda
  8. Irlanda
  9. Italia
  10. Uruguay
  11. Varios
En este trabajo reúno comentarios bibliográficos inéditos y otros publicados en diarios y revistas de la Argentina, acerca de obras creadas para lectores infantiles y juveniles. No incluyo libros de autores argentinos, ya que los comentarios de esas obras fueron publicados anteriormente en este mismo sitio, en el trabajo Literatura infantil y juvenil argentina (http://www.monografias.com/trabajos38/literatura-infantil-argentina/literatura-infantil-argentina.shtml).

Alemania

TRES CUENTOS DE PAJAROS, por Hanna Muschg. Ilustraciones de Frank Ruprecht. Madrid, Espasa-Calpe (Austral Juvenil), 1987. 83 páginas.
Hanna Muschg es el seudónimo de Hanna Johansen, escritora nacida en Bremen, Alemania, que recibió numerosas distinciones en su país, Suiza, Austria y Francia. Ha publicado novelas para adultos y el volumen que tituló "Erase una vez dos osos".
"Tres cuentos de pájaros" fue ilustrado por Frank Ruprecht y nos cuenta historias protagonizadas por patos, lechuzas, una gallina y una familia de mirlos.
La primera de estas narraciones es particularmente interesante ya que evoca el encuentro de una lechuza y un pato, los cuales, al comprobar que son diferentes, discuten sin cesar. Después de muchas peleas, llegan a una valiosa conclusión: el pato es como todos los de su especie, y la lechuza tiene las características y los hábitos de las lechuzas, por lo tanto, mejor que discutir es aceptarse y complementarse.
Tradujo Pilar Galíndez.
(LA PRENSA)

Brasil

LA BELLA MARIPOSA, por Ziraldo-Zelio. Emecé Editores, Buenos Aires, 1988. 31 páginas.
Este volumen de la colección Pequeño Emecé, escrito en colaboración por los hermanos Ziraldo y Zelio, fue pensado para quienes están aprendiendo a leer. En él, asistiremos a la convocatoria del Gato con Botas, a la que responden los protagonistas de las narraciones tradicionales. El motivo de este llamado es nada menos que liberar a una mariposa presa en unlibro. Mas ella no está prisionera; mueve sus alas cada vez que alguien se acerca a esas páginas y encuentra instantes de felicidad.
(LA PRENSA)
EL PLANETA LILA, por Ziraldo. Emecé Editores. Buenos Aires, 1987. 28 páginas. (Pequeño Emecé)
Esta obra, dedicada a Carlos Drummond de Andrade, será leída con agrado por los niños de siete y ocho años de edad.
Ilustrada por el autor, presenta el mágico viaje de un bichito que quiere recorrer el mundo; después de mucho andar, el protagonista entiende que el mundo es un libro, y su maravilloso planeta lila, una flor encerrada entre sus páginas.
Una nueva historia de un escritor consagrado a los más chicos, quienes encuentran en sus narraciones la ternura y sencillez que tanto buscan. Excelente.
Tradujo Rosa S. Corgatelli.
(LA PRENSA)


EN EL LABERINTO DEL VIENTO, por Marina Colasanti. Espasa-Calpe. Madrid. 149 páginas.
La autora nació en Asmara, Etiopía, y actualmente reside en Brasil. Ha traducido al portugués a Moravia y Papini. Ganó con este libro, en 1979, dos prestigiosas distinciones brasileñas: el Gran Premio de la Crítica y el Premio de la Fundación Nacional del Libro Infantil y Juvenil.
El volumen que comentamos reúne veintitrés cuentos con personajes tradicionales, pues presenta príncipes, princesas, brujas, castillos y todo aquello que nos deleitó en la infancia. Sin embargo, hay en los relatos cierto toque original.
"Por dos alas de terciopelo", por ejemplo, narra la historia de una princesa que salía a cazar mariposas, pero sin encontrar alguna que le gustara especialmente; un día se topa con una mariposa negra, y la idea de cazarla la obsesiona.
En "Sólo la primera", la protagonista es la hija única de un rey; la niña quiere tener amigas, pero le impiden juntarse con compañeras de su edad. Finalmente, cansados de sus reclamos, la enfrentan con un espejo, y la princesita se pone a llorar.
Uno de los cuentos más lindos es "La mujer enramada", donde se relata lo sucedido a un jardinero que ve el mundo de color verde y se siente tan solo como la pequeña del cuento anterior. Tanto cuida sus árboles que uno de ellos satisfará su anhelo de compañía. Vuelve aquí el tema de la transformación de un ser humano en vegetal, que apareció también en un cuento de Silvina Ocampo, delicado y poético.
"Un deseo y dos hermanos" evoca las andanzas de dos príncipes, uno rubio y el otro moreno, de diferentes gustos y cualidades. El rey, padre de ambos, al verlos tan distintos piensa en dividir el reino, para que no luchen después de su muerte: le da el cielo al rubio y el mar al moreno, pero no logra solucionar el conflicto, que mucho después tendrá un interesante desenlace.
Destinado a lectores a partir de los once años, este libro contribuirá a despertar la imaginación de los niños, desplegando ante sus ojos un universo de ilusión y fantasía.
Tradujo del portugués Mario Merlino.
(LA PRENSA)
HABIA UNA VEZ UN TIRANO, por Ana María Machado. Ilustraciones: Verónica Leite. Buenos Aires, Sudamericana, 2002. (Biblioteca Ana María Machado)
La autora, nacida en Río de Janeiro, ganó el Premio Hans Christian Andersen, inauguró la cátedra de Literatura Infantil en la Pontificia Universidad Católica de Río de Janeiro, recibió las más altas distinciones y publicó más de cien libros tanto para adultos como para niños.
Este libro, destinado a lectores a partir de los ocho años, narra lo que sucedió cuando un déspota quiso poner "orden" en el desbarajuste que creaban los ciudadanos con sus diferentes opiniones. A tal efecto, derroca al representante que el pueblo había elegido libremente y se erige en gobernante. Desde el primer momento de su mandato, desoirá la voluntad del pueblo y le impondrá sus propios reglamentos, descabellados y tendientes a anular las iniciativas personales.
El resultado será un pueblo triste en el que se prohíben los colores, las reuniones, los cantos y cualquier otra expresión. Agobiada y temerosa, la comunidad no encontrará salida a esta situación oprimente, pero sí la encuentran tres pequeños amigos, que con valor y los pocos recursos con los que cuentan, logran volver a la felicidad antaño disfrutada.
La libertad, la solidaridad y el ingenio son algunas de las virtudes que se destacan en esta obra para chicos con enseñanzas grandes.
Las ilustraciones de Verónica Leite transmiten con talento las atmósferas que la escritora supo crear. Tradujo Rosa S. Corgatelli.
(EL TIEMPO, Azul)
MI REINO POR UN CABALLO, por Ana María Machado. Ilustraciones: Elbio Arismendi. Buenos Aires, Sudamericana, 2002. (Biblioteca Ana María Machado)
Machado cuenta la historia de un principito que tenía de todo, pero no tenía un caballo. Pronunciando unas palabras mágicas, logra que aparezcan caballos de todas clases y colores, famosos y desconocidos. Elige el suyo y, montado en él, logra alejar el peligro temido por las mujeres y los niños: la tormenta.
Un canto al valor, a la sencillez y a la importancia de las cosas cotidianas.
(EL TIEMPO, Azul)
EL DELANTAL QUE EL VIENTO LLEVA, por Ana María Machado. Ilustraciones: Pez. Buenos Aires, Sudamericana, 2002. (Biblioteca Ana María Machado)
Destinado a lectores a partir de los cuatro años, este libro con bellas ilustraciones de Pez nos permite acompañar a la protagonista en la búsqueda de su delantal, que se ha volado. En el camino recibe la ayuda de la naturaleza y logra su propósito.
Nos parece un libro ideal para quienes se inician en la lectoescritura, y para las maestras jardineras, quienes podrán idear muchas actividades a partir de esta historia.
(EL TIEMPO, Azul)

Chile

El BOSQUE DE LOS PIGMEOS, por Isabel ALLENDE. Buenos Aires, Sudamericana, 2004. 234 págs.
El último libro de Isabel Allende forma parte de la colección Sudamericana Joven, una colección acerca de la cual afirman los editores: "Editorial Sudamericana desarrolló una biblioteca para jóvenes lectores que incluye textos que figuran en el área de lengua y literatura dentro de la currícula escolar. Novelas y cuentos representativos de las diferentes corrientes literarias a nivel mundial, así como títulos de jóvenes autores que abordan las problemáticas propias de los estudiantes de Escuela Media".
El volumen que nos ocupa completa una trilogía. "Con la trilogía Las memorias del Aguila y el Jaguar, Isabel Allende se dirige al público joven. Cada novela es una combinación perfecta de aventura, magia, humor y naturaleza, como las describe la misma autora. A través de los ojos de Nadia y Alexander hemos descubierto que el hombre puede ser codicioso y corrupto, pero también hemos conocido a almas que saben escuchar con el corazón, que entienden que el respeto y la solidaridad son la única forma de caminar y que apuestan por un mundo definitivamente mejor".
En esta obra, la escritora y periodista Kate Cold recibe un llamado de la International Geographic, la revista para la cual trabaja, diciéndole que debe hacer una nota en Africa. La mujer pone como condición llevar a su nieto de dieciocho años, y a la amiga de quince, quienes protagonizaron ya los dos libros anteriores. A estas tres personas se unen la aviadora que deberá trasladarlos y dos fotógrafos. Una vez en Africa, cuando se disponen a trabajar, encuentran un misionero gallego que les pide que le ayuden a encontrar a sus dos compañeros desaparecidos. Lo que sigue será la búsqueda de estos hombres en tierras dominadas por la avaricia, la crueldad y la ilegalidad.
El elemento fantástico -una sacerdotisa que se esfuma, un ogro de tres cabezas, la capacidad de Nadia para hacerse invisible, la metamorfosis de los jóvenes- tiene gran incidencia en el libro; es otro de los motivos por los cuales la historia atraerá al público juvenil al que se dirige.
La obra, además de ser entretenida, deja enseñanzas a los lectores: la necesidad de respetar las diferentes culturas; la importancia de toda vida, por ínfima que sea en la escala de la naturaleza; el valor de la amistad y de la fe, son ideas que se reiteran en diversas oportunidades.
Amena y de ágil lectura, con descripciones que nos hacen vivir cada situación, con un lenguaje en el que confluyen información y emoción, El Bosque de los Pigmeos es el broche de oro de una trilogía memorable.
(el gRillo)

Cuba

MI TESORO TE ESPERA EN CUBA, por Joel Franz Rosell. Ilustraciones de Pier Brito. Buenos Aires, Editorial Sudamericana, 2002. (La pluma del gato).
El autor nació en Cuba en 1954 y, desde 1989, ha vivido en Brasil, Dinamarca, Francia y Argentina. Por esta novela, recibió en Francia el Premio Ville de Cherbourg; la obra fue publicada en ese país por Hachette Livre hace dos años y lleva por título original en francés Cuba, destination trésor. Al editarla en castellano, Sudamericana pone al alcance del público un libro con méritos valorados por un jurado relevante.
Rosell cuenta la historia de una niña española a la que una tía arquitecta, que dirige la construcción de un hotel en Cuba, invita a pasar unas vacaciones en la isla. El tío bisabuelo de la niña aprovecha, entonces, para pedirle que encuentre el tesoro que él ocultó cuando tuvo que dejar la tierra a la que había emigrado desde España.
La niña y cuatro amigos cubanos llevan a cabo una labor detectivesca, en la que se van guiando por fotos, frases sueltas, noticias de la época. Así, llegan a descubrir cuál fue la mansión del anciano Fermín Zurita, y se introducen en ella para buscar ese tesoro que tiene un doble valor: afectivo y monetario. Esta trama atrapante tiene como marco la sociedad cubana y su forma de vida a partir de 1959.
Destinada a lectores a partir de los diez años, la obra será leída con agrado por aquellos a quienes les guste pensar, y se entretengan develando enigmas. Una excelente propuesta para estas vacaciones.
(EL TIEMPO, Azul)
EL CUENTO DE LA Ñ, por Pelayos (José Pelayo Pérez y Alex Pelayo Ramos). Buenos Aires, Sudamericana, 2004. 32 páginas. (Puercoespín).
El autor del texto y el ilustrador firman en conjunto como "Pelayos", que "es el plural del apellido de un padre (Pepe, 1952) y de su hijo (Alex, 1977). Ambos son cubanos. Uno es escritor, actor y especialista en humor; el otro es ilustrador, dibujante y diseñador. Juntos incursionaron en el humor gráfico, participaron en exposiciones colectivas y ganaron premios internacionales. Su obra de humor gráfico ha sido editada en Colombia, Cuba y Suecia. En Chile también han publicado algunos títulos de literatura infantil".
En este libro, destinado a lectores a partir de los cuatro años, Pepe relata y Alex ilustra la historia de los Miriñaque, una pareja que tenía una hija, a la que le festejaron el cumpleaños. Para que los animales presentes no se dañaran unos a otros, la agasajada propuso realizar un cumpleaños vegetariano. Así fue que "Todos se adueñaron de la idea. Trajeron leña y cocinaron champiñones, ñoquis y varias lasañas. Ah, y de postre: piñas y castañas".
Este es el argumento del relato que enseña el respeto por la vida, el uso de la eñe y la complicidad entre padre e hijo, capaces de hacer juntos tan hermosa obra.
(EL TIEMPO, Azul)
PAQUÉLE, por Julio M. Llanes. Ilustraciones de Xulian. Buenos Aires, Ediciones del Eclipse, 2006. 157 pp.
Este volumen integra la colección "Novelas del Eclipse", dirigida por María Teresa Andruetto (textos) e Istvan Schritter (arte y diseño). "La intención de esta colección –afirman- es ofrecer un abanico de escrituras de grandes nombres y de nuevos autores. También de escritores de la literatura para adultos que editan con nosotros por primera vez un libro para chicos. Buscamos calidad en los textos y en las ilustraciones y la gráfica, diversidad de estéticas; descubrimiento de posibles nuevas escrituras todavía ocultas; es decir, buena escritura a secas. Pensamos en un lector "sin edad", en libros que, destinados a la franja joven o infantil, se dejen bienleer por lectores adultos. Una colección de libros elegidos, de libros perdurables, una colección con un perfil valorado por lectores exigentes, un perfil valorado también por escritores e ilustradores exigentes. Libros que puedan seguir leyéndose a lo largo de los años".
Julio M. Llanes, nació en 1948 en Yaguajay, actual provincia de Sancti Spíritus, Cuba. Es miembro fundador y presidente de la UNEAC. (Unión de Escritores y Artistas de Cuba). Se desempeña como profesor adjunto de la Universidad Pedagógica de Sancti Spíritus, miembro de la Cátedra de Literatura Infantil de dicha institución y miembro de la Sociedad Cultural JoséMartí. Publicó cinco libros de recopilación de ensayos sobre literatura infantil, una obra testimonial sobre sus viajes por Sudamérica, los libros de relatos Celia nuestra y de las flores, Canción para una sonrisa, Mi amigo Serafín, Sueños y cuentos de la niña mala y las novelas El día que me quieras y Paquéle –un hito en la literatura juvenil cubana-, de la que está enproceso una edición en holandés. Obtuvo numerosos premios, entre otros, Edad de Oro 1983 y 1991, La Rosa Blanca 1996 y 2000, Diploma Centenario de la Edad de Oro por su trabajo con niños y jóvenes, Premio Abril y Los Zapaticos de Rosa por el conjunto de su obra, Premio Especial Raúl Ferrer y Premio Especial la Rosa Blanca 2005 por su trayectoria.
Paquelé relata la historia de un adolescente esclavo en Cuba. Uno de los personajes explica por qué surgió esta novela: su amigo Llanes se propuso escribir una historia en la que los esclavos y los que dicen que son libres tuvieran protagonismo, donde no parecieran "animalitos que no hablan, ni piensan, ni sueñan". El personaje le dice entonces a Llanes que se apure, porque si no, cuando él termine esa obra, ya no va a haber esclavitud, a lo que el escritor responde: "Que había muchas maneras de ser esclavo. Que la libertad, el amor y el odio y la alegría, nunca iban a envejecer, porque al hombre siempre le iban a interesar los problema del hombre".
El resultado es esta obra, maravillosamente escrita, en la que se narra la vida de un esclavo, desde su nacimiento hasta que queda marginado de la sociedad. Se evocan las peripecias que tuvieron que ver con su origen, la muerte de su madre y el ahorcamiento de su padre, el cruel aprendizaje de calesero, la forma en que es regalado a un doctor ("lo estaban regalando como a un quitrín, como un caballo, como una gallina"), la amistad perdurable, el enamoramiento de una esclava.
Todo esto en el marco de la Sancti Spiritus colonial, una ciudad de Cuba en la que viven españoles que no se adaptan a su nueva vida. Añoran su España natal, y desdeñan todo lo americano, todo lo que se aleje de lo netamente hispano, como la fiesta en honor al Apóstol tal como se la festeja en Cuba: "El Santiago era la fiesta de Paquelé. Aunque don Gonzalo dijera que ése ya no era el Santiago, que el verdadero Santiago era el de antes, cuando los españoles de Santiago de Compostela trajeron las fiestas que en su tierra le dedicaban al santo patrón. El Santiago era la fiesta de Paquelé, aunque don Gonzalo afirmara que los tambores de los negros y el tiempo lo habían cambiado todo, y ahora era fiesta sin rango, fiesta de esclavos alborotadores, de negros y mulatos presumidos que ya nada respetan, sí señor".
Otros añoran asimismo su tierra, mas no son inmigrantes ni exiliados; han sido traidos por la fuerza desde su continente, en el que eran libres y felices. El recuerdo de esas épocas los agobia en la ciudad de la isla: "Yo estaré volando, sí, pero para mi tierra, para mi aldea de Africa, donde el padre de mi padre fue oba, un rey tan rey como el de España", dice el taita Ambrosio.
O han venido más o menos voluntariamente desde Manila; "tienen mucho papel de contrato, pero que en verdad son más esclavos que los negros.
Españoles, africanos y chinos llevan en sí el caudaloso bagaje de sus tradiciones, a las que honran; tradiciones que, fusionándose, han dado origen a esta cultura americana, en la que confluyeron los acervos más disímiles.
A los que llegaron, y a los que nacieron en América, evoca Llanes en una novela memorable, acerca de la libertad y la identidad.
(el gRillo)

Dinamarca

MIS PRIMEROS SEIS AÑOS, por Willy Breinholst. Buenos Aires, Emecé Editores, 1989. 146 pp.
El Libro Guiness de los Records nos informa que Willy Breinholst, humorista danés de fama internacional, es el más popular del mundo, y debe ser así, ya que ha publicado más de cien libros que han sido traducidos y editados en cien países. En total lleva vendidos más de sesenta millones de ejemplares de sus obras; ¡Hola, aquí estoy!, el volumen que inició la serie a la que se incorpora Mis primeros seis años, vendió 100.000 ejemlares en nuestro país.
El título original es ¡Hello, Dear Diary!, bastante diferente del que tiene su edición en castellano, y nos da una idea del contenido de esta obra. Andrés, quien cumplirá seis años pocos días más tarde, escribe su diario si se aburre, se siente contento o triste. "Ser el hermano menor, para decirlo con palabras de adultos, es un trabajo que lleva todo el día -afirma-. Siempre hay mucho que hacer, como educar a mis padres, decir 'saca los codos de la mesa' a mi hermano mayor y 'habla bien, niña tonta' a mi hermana mayor".
En este diario personal se registran hechos muy significativos, como el nacimiento de un bebé chiquito y arrugado. Esta circunstancia causó gran expectativa, sobre todo en lo relacionado con el origen de la criatura, dato que la abuela proporciona: la madre había comido una cucharada de semillitas para hacer chicos.
Andrés quiere colaborar con su familia, aunque no siempre lo hace en la forma adecuada; por lo visto, sus propuestas no son exactamente las que harían felices a sus padres, pues a ellos -tan poco originales- les interesa más la buena conducta del hijo que cualquier útil servicio, como anudar todas las corbatas para que el padre no pierda tiempo haciéndose el nudo a la mañana.
Este libro, destinado a chicos de la escuela primaria, presenta muchos atractivos: en primer lugar, las ilustraciones modernas e inteligentes, pero también el contenido, que se refiere tanto a la vida familiar como a la ecología o la igualdad de los sexos. La cuidada labor de la traductora, Claudia Ferrari de Perinotti, ha hecho que el texto pasara exitosamente la difícil prueba de la versión a otro idioma, sustituyendo los nombres y el signo monetario por otros afines a los lectores argentinos.
En suma, es ésta una obra entretenida, que aporta elementos destacables, como la presentación del padre consolando a la recién nacida durante la noche o la actitud de la madre leyéndoles cuentos a sus hijos. La evolución de la sociedad aparece reflejada en este texto, tan cercano a nosotros a pesar de la distancia.
(LA PRENSA)

España

VERDE QUE TE QUIERO VERDE El Federico que hechizará a los chicos de 8 a 13 años, por Federico García Lorca. Buenos Aires, Ediciones Orión, 1987. 91 páginas. (Colección Tobogán)
Orión acerca a los chicos, desde sus diversas colecciones, textos de autores de renombre, seleccionados e ilustrados de acuerdo a los intereses de los pequeños lectores.
En esta oportunidad, se trata de obras del granadino, de cuya pluma surgieran Impresiones y paisajes (prosa) y los libros de poemas Romancero gitano, Poema del cante jondo, Llanto por Ignacio Sànchez Mejìas y Seis poemas galegos, entre otros, ademàs de Bodas de sangre, Yerma y otras logradas obras de teatro.
El "Romance sonámbulo" -cuyo primer verso da título al volumen-, "La canción de las siete doncellas" y la "Cancioncilla sevillana", son sólo algunos de los muchos poemas que cautivarán la mente infantil, tan predispuesta a soñar otras vidas y otros tiempos.
CARACOLES BLANCOS, CARACOLES NEGROS, por Federico García Lorca. Ilustraciones de Alejandra Taubin sobre dibujos del autor. Buenos Aires, Sudamericana, 1991.
El volumen que comentamos forma parte de la colección "Los libros del Bolsillo", a la que nos referimos ya en este suplemento: son libros de pocas páginas, accesibles, y han sido pensados para que los niños conozcan historias y poesías de autores argentinos y extranjeros. Presentan una concepción original acerca de las ilustraciones, que se apartan de las técnicashabituales en algunas oportunidades, y están destinados a niños que cursen a partir de segundo grado de la primaria, a nuestro criterio, pues no son tan elementales como otros que comentamos anteriormente.
En este volumen podrá encontrarse, en hábil selección, toda la magia y el duende de Lorca. La presencia de la naturaleza es constante, tanto en animales como el caracol cuanto en la belleza del paisaje, evidenciada en poemas como "Y tres crepúsculos", "Medialuna" y "Primera historieta del viento".
(EL TIEMPO, Azul)
ROSALIA, por Helena Villar Janeiro. Ilustraciones de Ánxeles Ferrer. Fundación Rosalía de Castro (Tres Pitas Brancas). N° I. Febreiro 2006.
La noticia biográfica publicada en la revista Letralia nos informa que Helena Villar Janeiro es una "Escritora española (Lugo, 1940). Es autora de más de veinte libros de poesía, narración y ensayo. Ha recibido diversos premios literarios, entre ellos los premios de poesía Eusebio Lorenzo Baleirón (1992) y Miguel González Garcés (1994) y los premios de narrativa Breogán (1990) y Rodríguez Figueirido (1991). Sus libros infantiles están incluidos en el Catálogo White Ravens (Internationale Jugendbibliothek de Munich). Es miembro fundadora del PEN Club de Galicia y presidenta de la Fundación Rosalía de Castro".
En Rosalía, brinda una visión de la poeta accesible a los niños. Con pocas palabras, narra la vida de la compostelana, y esboza uno a uno los grandes temas que preocuparon a esta mujer tan conmovida por lo que sucedía a su alrededor: la pobreza, la injusticia, la emigración.
Y, como el volumen incluye textos de Rosalía de Castro, ofrece a los niños la posibilidad de disfrutar de la poesía tan honda de la escritora en cuyo homenaje se ha instituido el Día de las Letras Gallegas.
Las ilustraciones de Anxeles Ferrer, bellas y elocuentes, iluminan el relato.

Estados Unidos

EL CUENTO DE NAVIDAD DE AUGGIE WREN, por Paul Auster. Ilustraciones: Isol. Edición y traducción de Mariana Vera. Buenos Aires, Sudamericana, 2003.
"Paul Auster nació en Nueva Jersey en 1947. Estudió en la Universidad de Columbia y luego vivió unos años en Francia. En 1974 regresó a los Estados Unidos y desde entonces ha publicado libros de poesía, ensayos, novelas y traducciones. Entre sus títulos se destacan La trilogía de Nueva York, El palacio de la luna, El país de las últimas cosas, Creí que mi padre era Dios. Su última novela es El libro de las ilusiones".
"Isol nació en Buenos Aires en 1972. Reconocida ilustradora, ha incursionado en el comic, la poesía y la pintura, y también escribe sus propios textos. Por sus maravillosas ilustraciones recibió numerosas distinciones internacionales, entre ellas el premio Golden Apple (Bienal de Bratislava, 2003). Su libro El Globo integra la lista White Ravens 2003.
En este libro, destinado a lectores a partir de los doce años, Auster relata un cuento que le contaron: "Este cuento me lo contó Auggie Wren -afirma. Como Auggie no queda muy bien, o por lo menos no tan bien como él quisiera, me pidió que no usara su nombre verdadero. Más allá de eso, todo el asunto de la billetera extraviada y la mujer ciega y la cena de Navidad es tal cual él me lo contó".
"Así comienza este relato, publicado en The New York Times el 25 de diciembre de 1990. Al leerlo, el director de cine Wayne Wang le propuso a Auster que escribiera el guión de una película. De esta experiencia surgió Cigarros, cuyo final es precisamente ‘El cuento de Navidad de Auggie Wren’ ".
El arte es un tema fundamental en este libro, el arte y su capacidad de capturar el tiempo, y también el arte como ficción. No importa –para Auster- si el relato de Auggie Wren es verdadero, o si lo inventó para contárselo al narrador; tampoco importa –para nosotros- si existe Auggie Wren, o si es un personaje creado por Auster. Lo que importa es que alguien escuchó ese relato que lo entretuvo y lo dejó pensando. El artista como demiurgo, como hacedor de mundos que ofrece a los espectadores o a los lectores, es el personaje principal de este texto que invita a los destinatarios a crear, a proponer nuevos mundos en los que rigen leyes distintas, que tienen como principal atractivo el haber emanado de una personalidad deseosa de expresarse.
(EL TIEMPO, Azul)

Holanda

EL VIAJE DE VUELTA, por Johanna Reiss. Ilustraciones: Juan Ramón Alonso. Madrid, Espasa-Calpe. 238 páginas. (Austral Juvenil).
Johanna Reiss nació en Holanda en el seno de una familia judía. Tenía ocho años cuando los alemanes entraron en Winterswijk, en mayo de 1940; poco tiempo después tuvo que dejar la ciudad en la que vivía y esconderse, junto con una de sus hermanas, en la localidad de Usselo. Las chicas no podían ser vistas por los habitantes del pueblo, ya que era muy probable que delataran su presencia, condenando a una muerte segura a quienes tan valerosamente las habían protegido; por esa razón, la pequeña Annie pasó dos años y medio en una pieza, sin acercarse siquiera a la ventana.
Cuando los alemanes no son ya una amenaza, Annie y Sini salen de su escondite y se reúnen con el padre la hermana mayor. En ese tiempo había muerto la madre. No les resulta fácil convivir con personas que son prácticamente desconocidas; de un día para otro se encuentran con un hombre hosco, preocupado por los negocios, y con una judía convertida, que estudia el catecismo para bautizarse. Nada de esto se asemeja al pasado que habían conservado en el recuerdo.
El relato es interesante porque muestra la guerra desde una perspectiva cotidiana; habla de la sorpresa de los holandeses al ver un zapato en una vidriera, de las largas colas que había que hacer para conseguir algo de comida. Presenta también las diferentes actitudes posibles ante una misma situación: la cobardía, la abnegación, el rencor, la generosidad, el dolor. La protagonista nos relata cuanto vio, pero no acusa ni se detiene en su sufrimiento; es más, lo entiende como una circunstancia que le tocó vivir. Esta capacidad de amor, y la grandeza que implica perdonar, son los principales atractivos de la obra que comentamos, destinada a lectores a partir de los catorce años.
Ilustró Juan Ramón Alonso, ganador –junto a Javier Villafañe,- del Premio Austral Infantil 1985.
(EL TIEMPO, Azul)

Irlanda

EL JOVEN REY, por Oscar Wilde. Editorial Espasa-Calpe (Austral Juvenil). Madrid. 198 pp.
El libro, destinado a lectores a partir de los once años de edad, reúne siete cuentos del escritor irlandés, ilustrados por Juan Carlos Eguillor. Giran todos ellos alrededor del tema del bien y el mal, de la bondad y la mezquindad que encierran los corazones de los hombres, los animales y también los objetos que utilizamos.
"El joven rey" y "El príncipe feliz" tienen mucho en común, ya que en ambos se aborda la cuestión del poder y de quienes están a su merced, pero el amor triunfa: el joven rey da un ejemplo a sus súbditos y el principe feliz mora por siempre en el Paraíso.Tanto en estas historias como en las restantes encontraremos un mundo maravilloso en el que, sin embargo, aparecen el dolor y la injusticia.
(LA PRENSA)

Italia

EL JUEGO DE LAS CUATRO ESQUINAS, por Gianni Rodari. Ilustraciones de Emilio Urberuaga. Espasa-Calpe. Madrid, 1988. 268 páginas.
Todos sabemos que los árboles no caminan o que es imposible dormir con un ojo mientras estamos despietrtos con el otro. Lo sabemos, pero es tan lindo imaginar que, por una vez, puede ocurrir...
Propuestas como éstas son las que hace Gianni Rodari a chicos mayores de nueve años, en un volumen que integra la colección dirigida por Felicidad Orquín, de quien ya nos ocupamos en esta página.
El escritor nació en Piamonte, Italia, en 1920, y murió en Roma en 1980; fue maestro, periodista y divulgador de la nueva pedagogía en su país. Su aporte a la literatura infantil lo hizo merecedor en 1970, del premio Andersen, el más importante galardón que se otorga a textos para niños y jóvenes.
Diecinueve relatos desafiarán nuestra imaginación. De la mano del autor transitaremos por un mundo insólito, divertidísimo, que le sirve para mostrarnos en nuestras actitudes más ridículas; los convencionalismos, los prejuicios y todo aquello que traba nuestro natural modo de convivir en una sociedad, serán echados por tierra con humor y sencillez por este observador que brinda a los lectores una mágica dimensión de cuanto nos rodea. Tradujo Elena Del Amo; ilustró Emilio Urberuaga, pintor y grabador madrileño.
(LA PRENSA)
EL PRINCIPE CANGREJO, por Italo Calvino. Espasa-Calpe, 1986.
En el año 1956, Italo Calvino publicó una recopilación que llevaba por título "Fiabe italiane" (Cuentos italianos); recogía en ella las narraciones que, tomadas por los folkloristas, habian aparecido anteriormente. De ese volumen de tres décadas atrás surge la colección que presenta la editorial.
Se trata de veintinueve relatos agrupados bajo seis temas. Las narraciones provienen de distintas zonas de su pais de origen; las hay de Florencia, Toscana, Monferrato y Abruzzos, entre otras. Todas ellas son relatadas en un lenguaje sumamente coloquial, destinado a niños a partir de los diez años.
Entre los cuentos que componen el primer grupo, titulado "Cuentos a caballo", se destaca "Los tres castillos", mágico relato protagonizado por un joven que logra matar a una serpiente de tres cabezas: al hacerlo, se vuelve amo de un castillo de cristal, de otro de plata y uno de oro, al mismo tiempo que, montado en un caballo de cristal, vence en un torneo y obtiene la mano de la princesa.
"El Príncipe Cangrejo", historia que da título al volumen, narra lo acontecido a un joven que, por capricho de un hada, se había convertido en un crustáceo. Sin que su audacia fuera advertida, el protagonista explica a la princesa cómo debía hacer para liberarlo.
Forman parte de este libro también los cuentos de encantamiento, los de animales magicos, de objetos con extraños poderes y los de niñas hechizadas.
Calvino advierte que, cuando una historia se encontraba registrada en diversas regiones del país, tomó la más rica, a la que completó con elementos provenientes de otras versiones. Otras tradiciones -afirma- son transmitidas en Italia, pero también en el resto de Europa, como el cuento veneciano "El Príncipe Cangrejo" y algunos sicilianos.
Ilustró Vivi Escrivá. Tradujo Esther Benitez.
(LA CAPITAL, Rosario)
LA HIPOTENUSA DEL ELEFANTE, por Luigi Malerba. Ilustraciones de Carmen Andrada Espasa-Calpe. Madrid, 138 páginas.
Luigi Malerba nació en Parma en 1927, donde estudió Derecho y dirigió una revista cinematográfica. En 1963 publicó su primera novela para adultos y, desde entonces, alterna su actividad de escritor con la de guionista de cine y televisión y autor de relatos para niños.
En este volumen, destinado a lectores a partir de los once años, reúne historias que podrían tener, a primera vista, cierta simplicidad adecuada para niños de corta edad, pero, si las leemos con detenimiento, esa sensación desaparece, pues los cuentos esconden un trasfondo muchas veces amargo.
Por ejemplo, el texto que da título al libro nos cuenta lo sucedido al pequeño Gasperino, que quería calcular la hipotenusa del animal visto en el zoológico; encerrado en su habitación, se le van los años, desesperado tras un objetivo que no logra alcanzar y, si bien una meta puede dar sentido a la existencia, también puede hundir en el desasosiego al ser humano que no accede a ella. Plantea, asimismo, el insensato afán del protagonista, obsesionado con algo que no beneficia a nadie. Parece un cuento para adultos, más que para chicos…
"Historia del mundo desde los orígenes a nuestros días" narra lo que acontecerá en un futuro cercano, curiosamente similar a lo que aconteció miles de años atrás: una explosión agobiará a los seres vivientes, que ya están buscando un refugio. Se cierra así el ciclo de la vida en la tierra, ciclo en el que –es evidente- nada pudimos aprender.
Pero no se trata de cuentos para grandes, porque el lenguaje y las ilustraciones los hacen interesantes para los adolescentes. Alejándose de temas trillados y de estereotipos, estas páginas demuestran que, con historias breves y sencillas, pueden transmitirse cuestiones fundamentales del ser humano.
Ilustró Carmen Andrada. Tradujo Ana María Viguera.
(EL TIEMPO, Azul)
EL PLATO DE POLENTA. BRUEGHEL. Cuento de Giovanni Gandini. Barcelona, Edhasa, 1980. Traducción de Marcelo Zapata. (El arte para los niños)
Que un libro para chicos divierta, nos parece algo elogiable, pues son muchos los que resultan anticuados o emplean un lenguaje afectado que no logra captar la atención del pequeño. Si este libro, además, deja una enseñanza, podemos decir que ha cumplido su objetivo, pues ha formado en el lector la conciencia de que existe algo que aún no comprende plenamente, quizás, pero se halla ante él esperándolo.
Esto es lo que sucede con el volumen presentado por Sudamericana. Impreso en gran formato, con tapa dura y en papel de excelente calidad, ha sido pensado de manera original. Generalmente se elige un cuento y luego se lo ilustra; el ilustrador puede ser el autor o alguien que trabaja junto a él, guiado por una misma voluntad de brindarse. En esta oportunidad, encambio, se ha escogido primero las pinturas y luego se las ha incluido en un relato escrito para tal propósito.
De este modo, los cuadros de Brueghel ilustran la historia de Gandini; el camino trazado por el escritor es recorrido por el niño a través de obras consagradas del arte de todos los tiempos. Esto nos muestra que la calidad no está reñida con la difusión y, menos aún, con la niñez, a la que no hay por qué circunscribirla a relatos tontos; no tiene sentido, con todo lo que tenemos al alcance de la mano.
Este libro editado en Barcelona, apareció anteriormente en Italia. Incluye un breve estudio acerca del pintor, su época y su obra, que iniciará al niño en un arte magnífico, al tiempo que desarrollará en él sus potenciales dotes estéticos.
(EL TIEMPO, Azul)

Uruguay

PARA NOCHE DE INSOMNIO. Textos de Horacio Quiroga. Recopilación y banda de Ezequiel Adamovsky y Gustavo Bombini. Libros del Quirquincho, 1991. 94 páginas. (Libros para nada)
En la banda de este volumen -cuyo título ha sido tomado de un texto publicado en la Revista del Salto, en 1899- aparece el escritor retratado en los más diversos aspectos de su vida.
Se lo recuerda a los quince años, intentando ser una figura descollante del ciclismo; más tarde, se dedica a la química, y provoca incendios y explosiones en su habitación. De la ciencia pasó a la fotografía, hasta que su familia lo intimó a tomar una decisión; es entonces cuando decide ser marino, pero esto tampoco le duraría mucho. Se lo presenta, asimismo, como un viajero que regresa de Europa en tercera clase y casi en harapos. Ejerce la docencia, integra una expedición a las misiones jesuíticas, fracasa como pionero del algodón en Chaco.
Se casa con Ana María Cirés y se trasladan a San Ignacio, donde el escritor exige que su esposa dé a luz sin permitir ningún tipo de asistencia en el parto. La educación que da a sus hijos es bastante original: los abandonaba durante horas en el monte, o los sentaba al borde de un acantilado, para que se criaran "sin temores". Como Juez de Paz y oficial del RegistroCivil, su figura resultaba cómica; lo podemos imaginar guardando en una lata de galletitas los papeles en los que había anotado prolijamente los datos de los nacimientos y defunciones.
En 1916, después del suicidio de su esposa, se muda con sus dos hijos a un sótano de la calle Canning. Por ese entonces vive una relación con Alfonsina Storni que sus biógrafos omitieron pudorosamente. Se casa con María Elena Bravo, quien lo abandona llevándose a su hija Pitoca. Enferma y muere en la estrechez al ingerir cianuro, después de enterarse de que padecía cáncer.
Aunque estas rarezas de su carácter ya eran conocidas por quienes se interesaron por su obra, no deja de llamar la atención que los recopiladores las incluyan en un libro de esta índole. Me parece acertado, pues contribuye a difundir la idea de que el creador no es un superhombre, una estatua, lejana e inasible. Transcribo un párrafo de la banda: "Bastó con ver su aspecto, para que la andaluza que se había acercado a la casa de Vicente López, en busca de empleo, huyera despavorida. Al abrirse la puerta, había visto a un hombre descalzo, vestido con un overol manchado de grasa, con abundante barba y cabellera negras, ojos celestes e inquietantes, muy flaco y de baja estatura. Contra lo que la andaluza y nosotros mismos pudiéramos pensar, contra la imagen habitual del ‘escritor prestigioso’, quien apareció allí era Horacio Quiroga".
Entre los trabajos incluidos se destacan los "Textos del Consistorio del Gay Saber", el "Decálogo del perfecto cuentista", "A la deriva", "La insolación", "La gallina degollada", "La bolsa de valores literarios", "El almohadón de plumas" y "El espectro". Completan el libro la bibliografía consultada y numerosas fotografías. El diseño estuvo a cargo de Oscar Díaz y Ricardo Pereyra.
(EL TIEMPO, Azul)

Varios

CUENTOS PARA LOS CHICOS DE AMERICA. Selección de Alberto Blasi Brambilla. Ediciones Orión. Buenos Aires, 1986. 183 páginas.
Veintitrés son los cuentos que Blasi Brambilla eligió para esta antología, destinada al público infantil. Se encuentran presentes, a través de sus letras, los países de todo el continente americano. La selección fue realizada teniendo en cuenta diversos criterios, de muy distinta índole. En primer lugar, el compilador buscó aquellos cuentos significativos de su cultura de origen; otro de los criterios seguidos fue el de buscar relatos que contribuyeran a desarrollar en el niño ciertos valores éticos que no conocen fronteras. Un último aspecto de la selección es el referido al arte en sí: Blasi Brambilla ha seleccionado obras de autores destacados, que escribieron para niños pero que, al mismo tiempo, son figuras relevantes de las literaturas de sus respectivas naciones.
El volumen reúne, entre otras narraciones, "El árbol matador" de Monteiro Lobato, "Los dos ruiseñores" de José Martí, "La rabona" de Mark Twain y "El árbol caído" de Amado Nervo. Representa a la literatura argentina el cuento "El potrillo roano", de Benito Lynch.
Ilustra el libro, reafirmando la idea de unión americana, la reproducción del óleo de Francisco Javier Muñoz titulado "América en el horizonte".
(DIARIO DE CUYO, San Juan)


Leer más: http://www.monografias.com/trabajos50/literatura-infantil-juvenil/literatura-infantil-juvenil2.shtml#ixzz3TC7McrBE


Leer más: http://www.monografias.com/trabajos50/literatura-infantil-juvenil/literatura-infantil-juvenil.shtml#ixzz3TC7FwCIt

No hay comentarios:

Publicar un comentario