jueves, 18 de enero de 2007

Sobre encuentros y despedidas

de Alberto Mazor. Buenos Aires, Milá, 2006. 88 pp. (Imaginaria)

Alberto Mazor (Mazur) nació en Buenos Aires hace 60 años. Emigró a Israel en junio de 1967. Casado, dos hijos y tres nietos. Desde 1968 vive en el kibutz Metzer, fundado por olim argentinos en 1953. Es licenciado en Ciencias de la Educación, Filosofía e Historia en la Universidad de Haifa, Israel. Educador y maestro, tiene en su haber mas de veinticinco años de experiencia en trabajo educativo, en especial con adolescentes. Representante de la Agencia Judía (Sojnut) en la Comunidad Sefaradí de Mexico (1980-1984), donde realizó un trabajo comunitario-educativo. Director del Departamento Latinoamericano del Kibutz Artzí-Hashomer Hatzair (1993-1997). Representante de la Agencia Judía en México y América Central (2000-2002) para promover la educación judía y la aliá. Hace cuarenta años que escribe poesía y música. Ha publicado artículos sobre política israelí, pensamiento judío y educación y el libro de poesía Dos años en el desierto.
Quince cuentos integran este primer libro de narrativa de Alberto Mazor, en el que aborda temas que tienen que ver con su vida personal, con el mundo de hoy y con el ser humano de todos los tiempos. En los textos se encuentra la preocupación ética de un hombre que cree en la posibilidad de superación. De los cuentos, menciono los que más me gustaron, sin que ello signifique que los demás no están a la dignísima altura de estos.
En "1965 El adios a Buenos Aires", un narrador nostálgico ha encontrado la forma de conjurar la tristeza por la tierra que dejó. Cierra este cuento una frase que me pareció brillante: "Mi Buenos Aires es, a veces, mi refugio; lo importante es aceptar que en la vida no se puede ser un eterno refugiado".
"1967 Israel: el imperio triste" relata la historia del rey que sólo era feliz dañando a los demás, y que, paradójicamente, se dedicaba a negociar la paz.
En "1984 México: el adiós a Dios", se narra la apuesta realizada por Dios y el Diablo y como, cuando parecía que no, el diablo vence una vez más.
En "1994 Treblinka: 52 años después; la carta del abuelo", el antepasado le escribe: "Es triste pensar que voy a ser asesinado a sangre fría, es por eso que prefiero no aceptarlo y vivir en función del desentendimiento".
Finalmente, "2006 Kibutz Metzer: Epilogo", una bella y tierna historia de amor entre dos ancianos, es el cierre para este libro en el que las despedidas siempre son encuentros con algo nuevo, no motivos para echar de menos lo que ya no está.
Hace cuarenta años que Mazor escribe. Esperamos que siga publicando. Su escritura da placer y hace pensar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario