Ir al contenido principal

Aromas y sabores de las bobes de Moisés Ville

de Lilí González de Trumper / Ester Gabriel de Falcov. Buenos Aires, Editorial Milá, 2006. 88 pp. (Gastronomía).

Ester Salome Gabriel de Falcov es oriunda de Alcaraz (Entre Rios). lntegro el grupo de jovenes que encontraron en Moisés Ville la posibilidad de completar sus estudios secundarios. Estudio en el Colegio Nacional Domingo Faustino Sarmiento y en el Seminario de Maestros Hebreos Josef Draznin, donde se graduó. En la actualidad ejerce como mora (maestra) en la Escuela Yahadut. Integra la Comisión de Cultura de la Comuna local y es miembro activo de la Comisión del Museo Histórico Comunal y de la Colonización judía Rabino Aaron Alevy Goldman. Se desempeña como guía turística dentro del pueblo de Moisés Ville.
Nylda Inés González de Trumper (Lili) nació en Parana (Entre Ríos). Estudio Lengua, Literatura y Latín en el Instituto del Profesorado Secundario de Parana. En 1957 se radico en Moisés Ville donde ejerció las cátedras de Lengua, Literatura, Lógica y Psicología en el Colegio Nacional Domingo Faustino Sarmiento. Durante diez años dicto Psicología Educativa en el Seminario de Maestros Hebreos Josef Draznin. Fue profesora de Literatura en el Bachillerato de Orientación Docente de la Escuela Normal Mariano Moreno de la ciudad de San Cristóbal (Santa Fe). Co fundadora del reabierto Museo Histórico Comunal y de la Colonización judía Rabino Aaron Alevy Goldman, en 1989. Continua activa dentro de la Comisión y se desempeña como guía dentro de la institución.
Escriben las compiladoras: "La idea de presentar este libro, que ahonda en recetas, surgió a requerimiento de personas no judías que visitan el Museo Histórico Comunal y de la Colonización Judía Rabino Aarón Halevi Goldman de Moisés Ville. Pero también es un homenaje a las bobes pioneras que trajeron sus usos y costumbres de la Rusia zarista de donde provinieron. A las primeras, que en 1889 vinieron y constituyen el asentamiento que dio origen a Moisés Ville. A las que siguieron cuando en 1891, nace la Empresa Colonizadora del Barón de Hirsch".
En "Un poco de historia", González y Gabriel se remontan a la llegada del vapor Wesser, en 1889, el cual trajo a la Argentina a la primera inmigración judía. Relatan las penurias que debieron soportar los colonos, y la ayuda recibida por personas de bien, entre las que se contaban gauchos y piamonteses. Se ocupan, asimismo, del idish y sus variantes.
En el Capítulo I, "La mesa de todos los días", encontramos comidas saladas -Knishes, Niños envueltos, Guefilte fish y otras- y entradas frías y guarniciones. El Capítulo II, titulado "Masitas, tortas y panes", reúne las recetas de Kamish Broit, Leicaj de miel y Kijalaj, entre otras. En el Capítulo III, "Dulces y licores", se ofrecen las recetas del dulce de membrillo, la mermelada de higo y el licor de ciruela, entre otras exquisiteces. En el cuarto capítulo, titulado "Las celebraciones", expresan las compiladoras que "Las comidas en las festividades judías no son porque sí. En cada una de ellas se usan determinados ingredientes que tienen que ver con la historia a la que se refiere dicha celebración". Entre estas comidas, se mencionan los panqueques de queso, los merenguitos de maní y el pan ácimo.
En el "Epílogo", manifiestan haberse sorprendido por la semejanza de las caligrafías y las expresiones utilizadas, y señalan que esta búsqueda las llevó a internarse en otros aspectos de la vida cotidiana a los que, sin proponérselo, aludieron las señoras que escribieron estas recetas.
Ilustra el volumen el escaneo de algunas de las recetas recopiladas, escritas en el papel que se tenía a mano: detrás de una boleta electoral, en facturas de negocios locales, detrás de la hoja de un calendario, en el programa de la fiesta del pueblo, detrás de una planilla de generala del bar.
Reuniendo estas recetas, las compiladoras recuperan mucho más que los aromas y sabores de Moisés Ville, a lo largo de su historia; resguardan un patrimonio centenario, que no debe perderse con la última de estas bobes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA LEYENDA DE LA VICUÑA

por Jorge Accame y Marta Prada. Ilustraciones: Oscar Rojas. Plastilina: Luciana Fernández. Buenos Aires, Sudamericana, 2003. 32 páginas.
Jorge Accame nació en Buenos Aires en 1956 y vive en San Salvador de Jujuy desde 1982. Ha publicado, entre otras obras, Diario de un explorador, El jaguar, ¿Quién pidió un vaso de agua?, El dueño de los animales y Cumbia. En 1997 obtuvo una beca de la Fundación Antorchas y participó del Programa Internacional de Escritores de la Universidad de Iowa, EE.UU. En 1998 estrenó Venecia en el Teatro del Pueblo, en Buenos Aires, con la dirección de Helena Tritek. Por Cartas de amor obtuvo el 3° Premio Nacional de Literatura Infantil 1999. Marta Prada, coautora de todos los libros de esta colección, nació en Mar del Plata, provincia de Buenos Aires. Es periodista y profesora en Letras. Fue subdirectora de la revista Billiken hasta el año 2001. Como tal ha recibido los premios Pléyade, Pregonero y Lobo de Mar (Municipalidad de Gral. Pueyrredón). Oscar Rojas nació…

Diploma de Honor y Medalla de Oro

para un cuento de VOLVER A GALICIA
Jurado: José María Castiñeira de Dios, María Esther Vázquez, José Luis Vidaller Nieto
Concurso Literario convocado por la Federación de Sociedades Españolas y la Asociación Patriótica y Cultural Española de Argentina


Dr. José María Vila Alen (Presidente Centro Galicia), Alberto Ianuzzo (Presidente Com. de Cultura Centro Galicia), Pedro Bello Díaz (Presidente FEDESPA), Manuel Cordeiro Monteagudo, Manuel Padorno (Presidente Asociación Patriótica)

Chocolate Patrio en la Asociación Calabresa

Con un exquisito chocolate y la actuación de reconocidos artistas, la Asociacion Calabresa que preside el Cav. Antonio Ferraiuolo festejó el Día de la Independencia Argentina
Luego de que la Subsecretaria de la Mujer Prof. María Teresa Straface y la Vicepresidente Segunda Sra. Alicia Martino dieron la bienvenida a los comensales, se iniciaron las actividades con la proyección de un video alusivo.

Para homenajear a las dos patrias, María D'Alessandro leyó varios poemas. Uno se destacó en especial: el que habla de las sensaciones de su madre en la nueva tierra, a la que emigró con tres  pequeñas. La abruzzesa dedicó este texto a su hermana Italia, quien la escuchaba muy emocionada.

Llegó la hora del tango y la milonga, de la mano de Rosa, integrante de la subsecretaría, y Angel, eximios bailarines que engalanan cada encuentro.

También cantó tango Dora de la Fuente, pero en ritmo de bolero, y un tema de Iva Zanicchi, y Nessun Dorma. Qué voz, qué sencillez en su enorme talento...


Muy …