domingo, 15 de octubre de 2006

Luthiers


"Nacido en la provincia de Ancona, Italia, en 1879, don Giovanni Anconetani se dedicó a la artesanía del acordeón desde 1896 y, además, fue viajante, compositor y concertista. Previamente a la instalación de su propio taller, obtuvo un premio en 1909 por haber inventado un sistema de mecánica en los bajos del acordeón –los convertía de un tipo en otro– que en la actualidad se conoce como “conversor” y que, además, es una de las principales curiosidades del museo. En el taller trabajaba junto con sus cinco hijos, a quienes les enseñó el particular oficio de fabricar un acordeón. Ellos se encargaron de continuar con la tradición paterna tras la muerte de Giovanni en 1941" (2).


José Yacopi nació en Vitoria (España), el 28 de diciembre de 1916; falleció en San Fernando (Argentina), el 11 de agosto de 2006. "Su aproximación al ámbito instrumental se produjo través de dos vías. Por un lado la interpretación de la guía estudiada con varios profesores, entre ellos Emilio Pujol Vilarrubí.
Por otro la luthería, cuyo aprendizaje realizó al lado de su padre, Gamaliel Jacopi (Seravezza -Italia, 23-XI-1878; San Fernando -Argentina-, 10-III-1951). A los veintisiete años una mandolina napolitana de Yacopi obtiene los primeros premios del Concurso Provincial de Artesanía (Barcelona) y del Concurso Nacional de Oficios Artesanos (Madrid). A ellos se sumarán otros premios (...). En 1949 la familia se radica en la localidad argentina de San Femando, donde Yacopi posee su taller y vivienda hasta la fecha.
Aunque ha abarcado diversas tipologías de cordófonos (violines, contrabajos, mandolinas, laúdes y vihuelas) su producción se ha volcado hacia la guitarra. Vinculado con ella el luthier demarca tres períodos constructivos.
El primero, hasta 1950, presenta una influencia de la plantilla y estructura del modelo de Antonio de Torres Jurado.
En el segundo, entre 1950-1980, influyen las tendencias mundiales de la época que exigen una mayor potencia sonora; como consecuencia aumenta las proporciones de la plantilla y el grosor de los materiales y estructura interna. En su ultimo período regresa paulatinamente a los parámetros empleados en el primero y desde 1989 sus conceptos de diseño se asimilan casi en su totalidad a los de Torres. Pero en todos estos períodos está presente el rasgo sonoro que distingue su manufactura: calidez tímbrica y equilibrio de las voces.
Yacopi produce anualmente en su taller alrededor de trescientas guitarras. Un 85%, de bajo costo, son construidas por artesanos bajo su supervisión.
Unas cuarenta, las de máxima calidad, se corporizan a través de sus manos. Para fondo (siempre en dos piezas gemelas) y aros de estas últimas emplea distintos tipos de Dalbergia (palosanto, palisandro o jacarandá): Nigra (del Brasil, su preferida), latifolia (de la India) y retusa (de Bolivia).
En cuanto a las características estructurales, se destaca la configuración interna de la tapa armónica creada en 1947 por Gamaliel y José, cuyo abanico de siete varetas se abre desde la base del lóbulo mayor hacia la boca. Yacopi exporta una gran parte de sus guitarras a Japón y, en menor medida, a Suecia, Alemania, Francia e Italia. Entre sus clientes figuran María Luisa Anido, Julian Bream, Eric Clapton, Irma Costanzo, Eduardo Falú, Edmundo Rivero y Narciso Yepes.
Notas
1. S/F: "Historia de las Guitarras Yacopi", en http://www.yacopi.com.ar/historia.htm.
2. S/F: "EL MUSEO DEL ACORDEON, EN CHACARITA Un dulce sonido", en http://www.ccgsm.gov.ar/noticias/?modulo=ver&item_id=3&contenido_id=8749&idioma=es, 22 de mayo de 2006.
3. Raus, Carlos: "Biografía", en http://www.yacopi.com.ar/biografia.htm. BIBLIOGRAFÍA: A. B. Anzillotti: “ José Yacopi”, Revista LA NACIÓN, 1160, Buenos Aires, 29-IX-1991, 38; C.Bach: “Donde nacen los sonidos”, Americas, 1, Washington, Febrero 1993, 24-29.

No hay comentarios:

Publicar un comentario