Ir al contenido principal

Filántropos

Indice 

1. Italianos
2. Sirios

En ANOTACIONES HISTORICAS SOBRE LA PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LA MERCED, Omar A. Isaguirre y Griselda Pécora recuerdan a la inmigrante italiana Rafaella Orlando, nacida en Acerenza, Potenza, en 1848, "donante del templo, la casa parroquial, altar, imagen y campanas de la iglesia de Nuestra Señora de la Merced" (1), del Barrio Pueblo Alberdi, en la Ciudad de Río Cuarto.

"Como tantos otros que deseaban trabajar, ayudar a los suyos que quedaban en Italia y labrarse un porvenir de progreso, el joven Francisco Santojanni llegó a la Argentina en aquellos años en que nuestro país era tierra de promisión. No tardó en afincarse y encontrar el bienestar con que había soñado en Europa trabajando primero como cochero para la familia Flores, de quien recibe los terrenos donde se levantaría el hospital, y luego atendiendo su propio y próspero almacén de barrio.
Pero un día, su hijo sufre los embates de lo que por entonces era una terrible enfermedad: Tuberculosis. Esta desgracia personal pone de manifiesto el espíritu solidario de don Santojanni, quien el 10 de enero de 1929, con 69 años y ya viudo de doña Urbana Sánchez, decide legar al municipio bajo ciertas condiciones, una fracción de terreno para la construcción de un hospital para tuberculosos. Las condiciones exigían que la municipalidad construyera el hospital dentro de los cinco años posteriores a su muerte, o su legado quedaría para la Sociedad de Beneficencia Italiana".

En VILLA LYNCH EN SILENCIO, Inmigrantes judíos de Bialystok, Lodz y Belchatow y la industria textil (3), se recuerda al industrial y filántropo sirio Ezra Teubal.

Notas
1. ANOTACIONES HISTORICAS SOBRE LA PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LA MERCED, por Omar A. Isaguirre y Griselda Pécora. Río Cuarto, Ediciones Mercedarias, 2005.
2. Texto completo http://www.hospitalsantojanni.gov.ar/historia.htm.
3. VILLA LYNCH EN SILENCIO, Inmigrantes judíos de Bialystok, Lodz y Belchatow y la industria textil, por Fiszel Trybiarz. Buenos Aires, Editorial Milá, 2006. 194 pp. (Testimonios)

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA LEYENDA DE LA VICUÑA

por Jorge Accame y Marta Prada. Ilustraciones: Oscar Rojas. Plastilina: Luciana Fernández. Buenos Aires, Sudamericana, 2003. 32 páginas.
Jorge Accame nació en Buenos Aires en 1956 y vive en San Salvador de Jujuy desde 1982. Ha publicado, entre otras obras, Diario de un explorador, El jaguar, ¿Quién pidió un vaso de agua?, El dueño de los animales y Cumbia. En 1997 obtuvo una beca de la Fundación Antorchas y participó del Programa Internacional de Escritores de la Universidad de Iowa, EE.UU. En 1998 estrenó Venecia en el Teatro del Pueblo, en Buenos Aires, con la dirección de Helena Tritek. Por Cartas de amor obtuvo el 3° Premio Nacional de Literatura Infantil 1999. Marta Prada, coautora de todos los libros de esta colección, nació en Mar del Plata, provincia de Buenos Aires. Es periodista y profesora en Letras. Fue subdirectora de la revista Billiken hasta el año 2001. Como tal ha recibido los premios Pléyade, Pregonero y Lobo de Mar (Municipalidad de Gral. Pueyrredón). Oscar Rojas nació…

Diploma de Honor y Medalla de Oro

para un cuento de VOLVER A GALICIA
Jurado: José María Castiñeira de Dios, María Esther Vázquez, José Luis Vidaller Nieto
Concurso Literario convocado por la Federación de Sociedades Españolas y la Asociación Patriótica y Cultural Española de Argentina


Dr. José María Vila Alen (Presidente Centro Galicia), Alberto Ianuzzo (Presidente Com. de Cultura Centro Galicia), Pedro Bello Díaz (Presidente FEDESPA), Manuel Cordeiro Monteagudo, Manuel Padorno (Presidente Asociación Patriótica)

Chocolate Patrio en la Asociación Calabresa

Con un exquisito chocolate y la actuación de reconocidos artistas, la Asociacion Calabresa que preside el Cav. Antonio Ferraiuolo festejó el Día de la Independencia Argentina
Luego de que la Subsecretaria de la Mujer Prof. María Teresa Straface y la Vicepresidente Segunda Sra. Alicia Martino dieron la bienvenida a los comensales, se iniciaron las actividades con la proyección de un video alusivo.

Para homenajear a las dos patrias, María D'Alessandro leyó varios poemas. Uno se destacó en especial: el que habla de las sensaciones de su madre en la nueva tierra, a la que emigró con tres  pequeñas. La abruzzesa dedicó este texto a su hermana Italia, quien la escuchaba muy emocionada.

Llegó la hora del tango y la milonga, de la mano de Rosa, integrante de la subsecretaría, y Angel, eximios bailarines que engalanan cada encuentro.

También cantó tango Dora de la Fuente, pero en ritmo de bolero, y un tema de Iva Zanicchi, y Nessun Dorma. Qué voz, qué sencillez en su enorme talento...


Muy …