martes, 5 de enero de 1999

EVANGELIARIO IMPIO

por Ruben Benitez. Colección Vertientes, Bahia Bianca, 143 paginas. 

Rubén Benitez, periodista y escritor, esta radicado en Bahía Blanca, donde dirige el suplemento semanal de cultura de «La NuevaProvincia». Completó estudios de arte y letras, como becario en la Universidad Complutense de Madrid. Es autor de Dias y caminos de España, La pradera de los asfodelos -prologada por Vintila Horia-, Los dones del tiempo y la obra de teatro Ezequiel, estrenada en ocasion del Congreso Internacional sobre la vida y la obra de Ezequiel Martinez Estrada, realizado en Bahia Blanca. 
EI volumen que nos ocupa reune ocho relatos en los que se evidencia la condicion de observador sagaz del escritor, ya que aluden a situaciones relacionadas con el ser humano en general y con la forma en que el se vincula con el mundo. En una tierra lejana, en los albores de la historia, y en nuestra sociedad de fin de siglo, en nuestro pais, los conflictos son basicamente los mismos: la soledad del hombre frente a una realidad que no lo comprende, frente a semejantes que con su egoismo Ie juegan malas pasadas. 
Dos de estos relatos abordan un tema caro a Benitez, el de la inmigracion, asunto alrededor del que giran La pradera de Ios asfódelos y Los dones del tiempo. Los relatos a los que aludimos, «La transfiguración» y «La balanza sagrada» describen la vida de inmigrantes en nuestro pais, en el que encuelltran incomprension y sufrimiento, ya sea por el amor no correspondido o por la deslealtad de quien se decia amigo y no lo era. En ambos textos, el inmigrante se encuentra solo frente a una realidad adversa que no puede revertir. Cabe destacar que, en sus otras obras, Benitez muestra otros aspectos de la inmigracion, a la que se la ve, si no acaudalada, Ilevando una vida digna, fortalecida par el amor de los suyos. Estos dos relatos nos muestran la otra cara de una misma moneda, conformando una visión totalizadora de este fenómeno social. 
Benitez aparece en estos textos, tambien, como un acido critico social. Cuanto ve, cuanto vive, se transforma en Iiteratura, inclusive su profesión. A traves de uno de los personajes se ocupa del periodismo, de su labor y de su repercusión en la sociedad. Escribe tambien sobre la locura, sobre la corrupcion, sobre el arte, aspectos todos de Ia vida en este mundo. 
En sus cuentos encuentra cabida lo fantastico, pero tambien lo rigurosamente comprobable. Personajes miticos, como el anciano de Merindeh, alteman con seres objetivamente reales, como el lector de El tambor de hojalata, y nos muestran que la vida es una sola, más allá de los parametros temporales y espaciaIes. Una sola es, asimismo, Ia voluntad del hombre de ser feliz, aunque las circunstancias en las que se desarrolIa su existencia sean bien diferentes. 
EI amor campea por Ia obra, especiaImente en los textos de inmigracion y en el ultimo, Ia esperanzada y conmovedora «Ultima carta a Alicia», en la que el protagonista vueIca sus mas reconditos sentimientos con la conviccion de que sera escuchado. El ayer, la tradicion grecolatina, Ia Patagonia, aparecen en este texto que el escritor arroja como una botelIa al mar. 
La historia y el presente, lo ancestral y lo personal, lo publico y lo intimo, son Ia materia de estos ocho relatos que, al tiempo que nos brindan una vision del mundo, nos permiten disfrutar de literatura seria emanada de una pluma dotada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario