domingo, 2 de julio de 1995

EL HERRERO Y EL DIABLO

version de Tona Wilson y María Cristina Brusca. Ilustraciones de Maria Cristina Brusca. Primera Sudamericana. Buenos Aires, 1995.

Los lectores de este suplemento conocen a Maria Cristina Brusca, por su labor como ilustradora y por la entrevista que le hice tiempo atras, cuando ella aún vivía en nuestro pais. Ahora volvemos a ponernos en contacto con su obra, realizada en esta oportunidad en colaboracion con Tona Wilson, pintora y escritora y, al igual que María Cristina, estudiosa de la literatura y la cultura hispánicas. 
En este libro, ellas hacen la version de una historia popular,la de Juan Pobreza, el herrero, conocido en España como Pedro de Urdemalas y con otros nombres en otras partes de America. Se basan en la version del gaucho Don Segundo Sombra y le introducen cambios, tal como sucede en las historias que van pasando de una persona a otra y se van enriqueciendo y deformando. 
Juan Pobreza es un herrero de muy buen corazon, que vive sin recursos porque nunca niega su ayuda a quien no puede pagarle. Un dia, funde un anillo para hacerle una herradura a la mula de un anciano, y el anciano, que era San Pedro, se lo retribuye concediendole tres deseos. Insatisfecho con lo que pidió, el herrero hace luego un pacto con el Diablo y vive una vida de placeres y lujos. Cuando muere, nadie recibe el alma de Juan Pobreza, ni en el cielo ni en el infierno, y no le queda mas remedio que andar por la tierra. Cuando no tienen dinero, los gauchos dicen que es él que ha vuelto. 
La historia es muy interesante, y la versión es la ideal para la edad a la que se dirige. Las ilustraciones son bellas y elocuentes y el formato dellibro lo hace sumamente atractivo para los pequeños lectores. 

(El Tiempo, Azul, 2 de julio de 1995)

No hay comentarios:

Publicar un comentario