domingo, 15 de enero de 1995

TALLER DE JUEGOS LITERARIOS

por Cristina Pizarro y Patricia Russomando de Camilión. Actilibro S. A. Buenos Aires, 1994. 207 paginas. 

El volumen que comentamos integra la "Colección del Taller", que dirige Adriana V. Andersson. En el, las autoras se proponen un anaIisis del discurso centralizado en la especificidad de la literatura infantil. Se preguntan cuaIes son sus alcances, cuáles sus perspectivas, y lo que es necesario brindarle al niño para convertirlo en un sujeto lector, lograr el alivio de sus tensiones, y permitirle que el juego que él añora y ansía siga repercutiendo en la obra literaria?". Nos hablan, por otra parte, de los aspectos lúdico, catártico, de compromiso, de identificación y de proyección y trascendencia “presentes en la literatura como arte de la palabra, en su dimensión estética y en donde confluyen como reflejo experiencias de vida". 
Este es, muy resumido, el contenido del primer capítulo. En los tres siguientes, las profesoras se ocupan de la narrativa, la poesía y el drama. En cada una de estas vertientes creativas se internan con inteligencia y sentido común, proponiendo actividades que, además de viables, resulten interesantes para los alumnos y favorezcan el diálogo entre ellos y con el docente. En uno de los pasajes del libro leímos que "la presencia de la Literatura en la escuela actúa en la democratización de la enseñanza" y esa aseveracion se evidencia en el trabajo de Pizarro y Russomando. Al finalizar la lectura, nos queda la impresión de que nos encontramos ante una forma distinta de enseñar, que tiene en cuenta las inquietudes del niño y lo trata como un ser pensante, sin reprimirlo, pero encauzándolo. 
Es de destacar que las actividades propuestas tienden a fomentar la inclinación por otras artes, ya que hablan de la musicalidad de los textos y la posibilidad de representarlos plasticamente. Es interesante la ejemplificación continua que hacen las autoras, la que las !leva a brindar una extensa nómina de escritores y sus creaciones, organizada de modo que resulte una eficaz ayuda para el docente. Por ultimo, queremos decir que el lenguaje con que ellas realizan la exposición es accesible a las alumnas a las que está destinado y, al mismo tiempo, revela cariño por los pequeños y voluntad de integrarlos a la realidad que los rodea en la mejor manera posible. 
Creemos que este libro será de utilidad a los maestros por los motivos antes expuestos, y porque brinda orientación sobre el tema inclusive en sus aspectos mas nimios, como los materiales que se deben utilizar o las dimensiones de los elementos a emplear. 
Ilustró Adrian Borlasca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario