Ir al contenido principal

CUANDO AYUDARTE SIGNIFICA HACERME DAÑO

por Carmen Renée Berry. Vergara. Buenos Aires, 157 páginas.

Este libro fue concebido a partir de la combinación de la observación profesional y la trayectoria personal de la autora. Analizando su comportamiento, Berry llegó a la conclusión de que, si bien creía estar haciendo "lo correcto" al ayudar a los demas, adoptando esa postura evitaba intimar con ellos y se situaba como alguien mejor, más integrado. Aunque también sufría, no sabía cómo dar señales pidiendo ayuda. Descubrió que tanto ella como muchos de sus colegas son adictos a colaborar con quienes los rodean y tienen que ayudar, porque es el único modo de ayudarse a sí mismos que conocen. 
Así surgió este libro, en el que describe el dolor, los defectos, la ira y el coraje del ser humano. Ninguno de los personajes que aparecen en el volumen es un paciente concreto; sin embargo, todos están basados en historias reales de personas que compartieron su vida con la de la especialista. 
Entre los candidatos a caer en la trampa del salvador, cabe destacar a los niños que provienen de familias numerosas, a aquellos cuyos progenitores se hallan física o mentalmente enfermos, a quienes provienen de familias con un solo progenitor, a los niños pertenecientes a familias donde ambos padres trabajan y no tienen tiempo ni energía para atenderlos y, por último, a los pequeños internados en colegios, que se sienten abandonados por sus familias. 
Berry alerta a los lectores acerca de las consecuencias que la actitud de salvador tiene en quienes rodean al que la ha adoptado. Lejos de lo que podría pensarse, perjudica a los semejantes, pues bloquea la comunicación franca. 
Se encontrará asimismo, en esta obra, ideas acerca de cómo escapar de la trampa, aprendiendo a aceptar el amor y el apoyo, que son, en definitiva, los únicos que pueden salvar al ser humano. Tradujo Ariel Bignami. 

(EL TIEMPO, Azul, 23 de junio de 1991)

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA LEYENDA DE LA VICUÑA

por Jorge Accame y Marta Prada. Ilustraciones: Oscar Rojas. Plastilina: Luciana Fernández. Buenos Aires, Sudamericana, 2003. 32 páginas.
Jorge Accame nació en Buenos Aires en 1956 y vive en San Salvador de Jujuy desde 1982. Ha publicado, entre otras obras, Diario de un explorador, El jaguar, ¿Quién pidió un vaso de agua?, El dueño de los animales y Cumbia. En 1997 obtuvo una beca de la Fundación Antorchas y participó del Programa Internacional de Escritores de la Universidad de Iowa, EE.UU. En 1998 estrenó Venecia en el Teatro del Pueblo, en Buenos Aires, con la dirección de Helena Tritek. Por Cartas de amor obtuvo el 3° Premio Nacional de Literatura Infantil 1999. Marta Prada, coautora de todos los libros de esta colección, nació en Mar del Plata, provincia de Buenos Aires. Es periodista y profesora en Letras. Fue subdirectora de la revista Billiken hasta el año 2001. Como tal ha recibido los premios Pléyade, Pregonero y Lobo de Mar (Municipalidad de Gral. Pueyrredón). Oscar Rojas nació…

Diploma de Honor y Medalla de Oro

para un cuento de VOLVER A GALICIA
Jurado: José María Castiñeira de Dios, María Esther Vázquez, José Luis Vidaller Nieto
Concurso Literario convocado por la Federación de Sociedades Españolas y la Asociación Patriótica y Cultural Española de Argentina


Dr. José María Vila Alen (Presidente Centro Galicia), Alberto Ianuzzo (Presidente Com. de Cultura Centro Galicia), Pedro Bello Díaz (Presidente FEDESPA), Manuel Cordeiro Monteagudo, Manuel Padorno (Presidente Asociación Patriótica)

Chocolate Patrio en la Asociación Calabresa

Con un exquisito chocolate y la actuación de reconocidos artistas, la Asociacion Calabresa que preside el Cav. Antonio Ferraiuolo festejó el Día de la Independencia Argentina
Luego de que la Subsecretaria de la Mujer Prof. María Teresa Straface y la Vicepresidente Segunda Sra. Alicia Martino dieron la bienvenida a los comensales, se iniciaron las actividades con la proyección de un video alusivo.

Para homenajear a las dos patrias, María D'Alessandro leyó varios poemas. Uno se destacó en especial: el que habla de las sensaciones de su madre en la nueva tierra, a la que emigró con tres  pequeñas. La abruzzesa dedicó este texto a su hermana Italia, quien la escuchaba muy emocionada.

Llegó la hora del tango y la milonga, de la mano de Rosa, integrante de la subsecretaría, y Angel, eximios bailarines que engalanan cada encuentro.

También cantó tango Dora de la Fuente, pero en ritmo de bolero, y un tema de Iva Zanicchi, y Nessun Dorma. Qué voz, qué sencillez en su enorme talento...


Muy …